Isotopos en la industria

  • por
Isotopos en la industria

Cobalto-60

La adición de Zinc reduce en gran medida los procesos de corrosión, incluido el agrietamiento por corrosión bajo tensión. Además, el Zinc añadido reduce la cantidad de Cobalto60 radiactivo formado como consecuencia de la activación del Cobalto natural en los materiales de construcción del reactor.

El Cobalto60 es uno de los principales contribuyentes a la acumulación de radiación en los sistemas de refrigeración y, por lo tanto, también provoca elevadas tasas de dosis del personal de mantenimiento. Si se inyecta Zinc natural, el Zinc64 forma el Zinc65 radiactivo que anula la reducción beneficiosa del nivel de Cobalto60t. Si el isótopo Zinc64 se elimina antes de la inyección en el sistema de refrigeración, se puede aprovechar al máximo la reducción del nivel de Cobalto60 y las tasas de dosis medias se reducen sustancialmente.

Los ensayos no destructivos (END) se realizan a menudo con cámaras gamma. Se utilizan varias fuentes gamma, siendo las más comunes las de Iridio192. Las fuentes de iridio192 con alta actividad específica sólo pueden producirse a partir de iridio191 enriquecido como precursor.

Las fuentes de selenio75 tienen un espectro gamma ligeramente más suave y suelen utilizarse para productos de paredes finas. El radioisótopo Selenio75 se produce a partir de Selenio74 enriquecido. Tanto el Iridio191 enriquecido como el Selenio74 son productos que suministramos.

Uranio

Las aplicaciones de los radioisótopos en la industria son numerosas. Muchos tipos de medidores de espesor aprovechan el hecho de que los rayos gamma se atenúan cuando atraviesan el material. Midiendo el número de rayos gamma, se puede determinar el espesor. Este proceso se utiliza en aplicaciones industriales comunes como:

El isótopo 241Am se utiliza en muchos detectores de humo para hogares y empresas (como se ha mencionado anteriormente), en medidores de espesor diseñados para medir y controlar el grosor de las láminas metálicas durante los procesos de fabricación, para medir los niveles de plomo tóxico en muestras de pintura seca y para ayudar a determinar dónde deben perforarse los pozos de petróleo.

El isótopo 252Cf (emisor de neutrones) se utiliza para el análisis de activación de neutrones, para inspeccionar el equipaje de las aerolíneas en busca de explosivos ocultos, para medir el contenido de humedad del suelo y otros materiales, en el registro de perforaciones en geología y en la terapia del cáncer de cuello de útero en humanos.

Además, existen múltiples usos en la agricultura. En la investigación de plantas, la radiación se utiliza para desarrollar nuevos tipos de plantas para acelerar el proceso de desarrollo de productos agrícolas superiores. El control de insectos es otra aplicación importante; las poblaciones de plagas se reducen drásticamente y, en algunos casos, se eliminan exponiendo a los insectos macho a dosis esterilizantes de radiación. El consumo de fertilizantes se ha reducido gracias a la investigación con trazadores radiactivos. Los gránulos de radiación se utilizan en los elevadores de grano para matar insectos y roedores. La irradiación prolonga la vida útil de los alimentos al destruir bacterias, virus y mohos.

Cloro-36

El núcleo inestable de un radioisótopo puede producirse de forma natural o como resultado de una alteración artificial del átomo. En algunos casos se utiliza un reactor nuclear para producir radioisótopos, en otros, un ciclotrón. Los reactores nucleares son los más adecuados para producir radioisótopos ricos en neutrones, como el molibdeno-99, mientras que los ciclotrones son los más adecuados para producir radioisótopos ricos en protones, como el flúor-18.

El ejemplo más conocido de radioisótopo natural es el uranio. Todo el uranio natural, excepto el 0,7%, es uranio-238; el resto es el uranio-235, menos estable o más radiactivo, que tiene tres neutrones menos en su núcleo.

Los átomos con un núcleo inestable recuperan la estabilidad desprendiéndose del exceso de partículas y energía en forma de radiación. El proceso de desprendimiento de la radiación se denomina desintegración radiactiva. El proceso de desintegración radiactiva de cada radioisótopo es único y se mide con un periodo de tiempo llamado vida media. Un periodo de semidesintegración es el tiempo que tarda la mitad de los átomos inestables en sufrir una desintegración radiactiva.

Aplicación de los radioisótopos en la industria pdf

Como ya sabrá, las radiaciones ionizantes nos rodean, con efectos tanto beneficiosos como negativos. Hace unas décadas, la radiactividad se limitaba a unos pocos campos, como el militar, la investigación y la generación de energía. Hoy en día, el ámbito de aplicación de la radiactividad está en constante expansión, principalmente debido al aumento del uso de radioisótopos naturales y artificiales.

La mayoría de las industrias modernas utilizan actualmente radioisótopos, es decir, átomos que decaen de forma natural y que emiten energía en forma de radiación ionizante cuando cambian de forma. Desde la radiografía industrial, el análisis de minerales y las mediciones de mezclas hasta el trazado de flujos y la conservación de alimentos, los usos beneficiosos de los radioisótopos son cada vez mayores.

Sin embargo, el aumento del uso de radioisótopos también ha provocado una mayor radiación ionizante en nuestro entorno. Además, la exposición a estas radiaciones ionizantes conlleva riesgos para la salud a largo plazo, como el cáncer y las enfermedades por radiación. Por eso los detectores de radiación son importantes, ahora más que nunca. Más aún, porque no podemos detectar la radiación con nuestros sentidos humanos.