Isotopos en la medicina

  • por
Isotopos en la medicina

Usos diagnósticos y terapéuticos de los radioisótopos

Los atributos de los átomos que decaen de forma natural, conocidos como radioisótopos, dan lugar a diversas aplicaciones en muchos aspectos de la vida moderna (véase también el documento informativo sobre Los múltiples usos de la tecnología nuclear).

El uso de las radiaciones y los radioisótopos en medicina está muy extendido, sobre todo para el diagnóstico (identificación) y la terapia (tratamiento) de diversas enfermedades. En los países desarrollados (una cuarta parte de la población mundial), aproximadamente una de cada 50 personas recurre a la medicina nuclear de diagnóstico cada año, y la frecuencia de la terapia con radioisótopos es aproximadamente una décima parte.

La medicina nuclear utiliza la radiación para proporcionar información sobre el funcionamiento de los órganos específicos de una persona, o para tratar enfermedades. En la mayoría de los casos, la información es utilizada por los médicos para realizar un diagnóstico rápido de la enfermedad del paciente. El tiroides, los huesos, el corazón, el hígado y muchos otros órganos pueden visualizarse fácilmente y revelar los trastornos de su funcionamiento. En algunos casos, la radiación puede utilizarse para tratar los órganos enfermos o los tumores. Cinco premios Nobel han estado estrechamente relacionados con el uso de trazadores radiactivos en medicina.

Radioisótopos

BOSTON, 22 de agosto de 2010 – Cada año se realizan 20 millones de exploraciones y tratamientos médicos que requieren isótopos radiactivos y los científicos han descrito hoy una escasez mundial de estos materiales que salvan vidas y que podría poner en peligro la atención a los pacientes y aumentar los costes de la atención sanitaria.

Los isótopos médicos son cantidades diminutas de sustancias radiactivas que se utilizan para diagnosticar y tratar diversas enfermedades. Los isótopos inyectados en el cuerpo pueden permitir a los médicos determinar si el corazón tiene un flujo sanguíneo adecuado, si el cáncer se ha extendido a los huesos del paciente y ayudar a diagnosticar trastornos de la vesícula biliar, los riñones y el cerebro. Cuando se administran en un tumor maligno, los isótopos pueden matar las células cancerosas minimizando el daño a los tejidos sanos cercanos. La escasez de isótopos radiactivos también amenaza las actividades en otras áreas, como la investigación básica y medioambiental, la exploración petrolífera y la proliferación nuclear, señalaron los científicos.

«Aunque el público no sea del todo consciente, estamos en medio de una escasez mundial de isótopos médicos y de otro tipo», dijo el doctor Robert Atcher en una entrevista. «Si no tenemos acceso a los mejores isótopos para la obtención de imágenes médicas, los médicos pueden verse obligados a recurrir a pruebas que son menos precisas, implican mayores dosis de radiación, son más invasivas y más caras».

Wikipedia

Los isótopos son átomos que tienen el mismo número de protones entre sí, pero diferente número de neutrones. Existen isótopos estables y no estables, cuyas formas inestables presentan una desintegración radiactiva característica a través de la emisión electromagnética (gamma) o de partículas (alfa, beta, Auger, etc.).

Un «isótopo médico» es simplemente un isótopo que se utiliza en la práctica de la medicina. Los isótopos médicos son la piedra angular de la medicina nuclear, una rama de la ciencia médica que utiliza fuentes radiactivas, átomos y moléculas para diagnosticar, caracterizar y tratar enfermedades. La medicina nuclear engloba las técnicas de imagen Tomografía Computarizada por Emisión de Fotón Único (SPECT) y Tomografía por Emisión de Positrones (PET), así como las intervenciones terapéuticas braquiterapia, terapia radioembólica y Terapia de Radionúclidos Interna Dirigida (TIRT). Algunos tipos de radioterapia externa (EBRT) también utilizan isótopos médicos. Los médicos de medicina nuclear tienen acceso a más de una docena de isótopos diferentes, que se adaptan a las distintas aplicaciones en función de sus propiedades químicas y de desintegración radiactiva.

Usos de los radioisótopos en la industria

La producción de isótopos médicos se realiza mediante dos tecnologías principales: los reactores nucleares y los aceleradores de partículas (aceleradores lineales y ciclotrones). Canadá cuenta con un reactor de investigación, tres centrales nucleares (con reactores que producen isótopos médicos), veinticinco ciclotrones y dos aceleradores lineales.

A nivel federal, el Ministerio de Sanidad de Canadá y la Comisión Canadiense de Seguridad Nuclear (CNSC) desempeñan un importante papel en la supervisión y regulación de los isótopos médicos. Health Canada garantiza que los canadienses tengan acceso a medicamentos y productos sanitarios seguros y eficaces, incluidos los isótopos médicos que están regulados y aprobados como dispositivos médicos o productos farmacéuticos. La CNSC regula el uso de la energía y los materiales nucleares, para proteger la salud, la seguridad y la protección de los canadienses y el medio ambiente.

Natural Resources Canada y Atomic Energy of Canada Limited tuvieron en su día un papel importante en el suministro mundial y norteamericano de molibdeno-99 (Mo-99) y yodo-131 (I-131), dos de los isótopos médicos más utilizados en medicina nuclear. El tecnecio-99m, derivado del Mo-99, se utiliza en aproximadamente el 82% de los procedimientos de diagnóstico por imagenFootnote 1 y el I-131 se utiliza para diagnosticar y tratar el cáncer de tiroides y el hipertiroidismo. Con el cierre del Reactor Universal de Investigación de Canadá en 2018, Canadá depende ahora de fuentes extranjeras de estos isótopos médicos. Fluori