Saltar al contenido
Portada » Lo que cuentan las cuentas de sumar y restar

Lo que cuentan las cuentas de sumar y restar

Lo que cuentan las cuentas de sumar y restar

ejemplo de suma y resta

La suma y la resta son dos de las formas de trabajar con los números. Las llamamos operaciones aritméticas. La palabra operación viene del latín «operari», que significa trabajar o esforzarse. De las cuatro operaciones aritméticas con números, la suma es la más natural.

Los algoritmos formales o escritos son útiles cuando los números más grandes dificultan el cálculo mental. Aunque hay muchas formas de calcular con la aritmética, los algoritmos comúnmente enseñados se han mantenido en uso constante porque proporcionan un medio preciso y eficiente para llegar a la respuesta. Es habitual que los niños desarrollen algunas estrategias mentales básicas antes de que se les enseñen los algoritmos formales.

Un alumno no desarrollará el sentido numérico, ni la fluidez con las operaciones, si pasa a las calculadoras demasiado rápido. Una vez que se ha desarrollado la comprensión de los números, las calculadoras y los ordenadores pueden utilizarse con cierta seguridad de que se identificará cualquier error de introducción de datos que no sea coherente con nuestro sentido numérico. Un ejemplo relativamente común de alguien que trabaja sin sentido numérico es la persona de la caja que intenta cobrar una gran suma por un artículo barato simplemente porque la caja registradora se lo indica, sin pararse a pensar que quizás el código del artículo era incorrecto.

->  Tamaños de los planetas del sistema solar

suma y resta pdf

Los números enteros son los más fáciles de entender y utilizar. Como hemos descrito en el capítulo anterior, la mayoría de los niños aprenden a contar a una edad temprana y comprenden muchos de los principios numéricos en los que se basa el conteo. Incluso si los niños comienzan la escuela con una facilidad inusualmente limitada con los números, se pueden diseñar actividades de instrucción intensiva para ayudarles a alcanzar niveles similares a los de sus compañeros.1 La facilidad de los niños para contar les proporciona una base para resolver problemas sencillos de suma, resta, multiplicación y división con números enteros. Aunque todavía les queda mucho por resolver durante los primeros años de escuela, los niños comienzan con un conocimiento sustancial sobre el que pueden construir.

En este capítulo examinamos el desarrollo de la competencia con los números enteros. Se muestra que los alumnos pasan de métodos de resolución de problemas numéricos intuitivos, concretos y basados en la modelización directa de la situación problemática a métodos más independientes del problema, matemáticamente sofisticados y basados en la notación simbólica estándar. Alguna forma de esta progresión se observa en cada operación, tanto para los números de una como de varias cifras.

suma, resta, multiplicación y división

La suma y la resta son dos de las formas de trabajar con los números. Las llamamos operaciones aritméticas. La palabra operación viene del latín «operari», que significa trabajar o esforzarse. De las cuatro operaciones aritméticas con números, la suma es la más natural.

->  Tercera ley del movimiento de newton

Los algoritmos formales o escritos son útiles cuando los números más grandes dificultan el cálculo mental. Aunque hay muchas formas de calcular con la aritmética, los algoritmos comúnmente enseñados se han mantenido en uso constante porque proporcionan un medio preciso y eficiente para llegar a la respuesta. Es habitual que los niños desarrollen algunas estrategias mentales básicas antes de que se les enseñen los algoritmos formales.

Un alumno no desarrollará el sentido numérico, ni la fluidez con las operaciones, si pasa a las calculadoras demasiado rápido. Una vez que se ha desarrollado la comprensión de los números, las calculadoras y los ordenadores pueden utilizarse con cierta seguridad de que se identificará cualquier error de introducción de datos que no sea coherente con nuestro sentido numérico. Un ejemplo relativamente común de alguien que trabaja sin sentido numérico es la persona de la caja que intenta cobrar una gran suma por un artículo barato simplemente porque la caja registradora se lo indica, sin pararse a pensar que quizás el código del artículo era incorrecto.

importancia de la suma y la resta en nuestra vida cotidiana

La suma y la resta son dos de las formas de trabajar con los números. Las llamamos operaciones aritméticas. La palabra operación viene del latín «operari», que significa trabajar o esforzarse. De las cuatro operaciones aritméticas con números, la suma es la más natural.

Los algoritmos formales o escritos son útiles cuando los números más grandes dificultan el cálculo mental. Aunque hay muchas formas de calcular con la aritmética, los algoritmos comúnmente enseñados se han mantenido en uso constante porque proporcionan un medio preciso y eficiente para llegar a la respuesta. Es habitual que los niños desarrollen algunas estrategias mentales básicas antes de que se les enseñen los algoritmos formales.

->  Experimento de la maicena

Un alumno no desarrollará el sentido numérico, ni la fluidez con las operaciones, si pasa a las calculadoras demasiado rápido. Una vez que se ha desarrollado la comprensión de los números, las calculadoras y los ordenadores pueden utilizarse con cierta seguridad de que se identificará cualquier error de introducción de datos que no sea coherente con nuestro sentido numérico. Un ejemplo relativamente común de alguien que trabaja sin sentido numérico es la persona de la caja que intenta cobrar una gran suma por un artículo barato simplemente porque la caja registradora se lo indica, sin pararse a pensar que quizás el código del artículo era incorrecto.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad