Saltar al contenido
Portada » Flujo gelatinoso transparente en el embarazo

Flujo gelatinoso transparente en el embarazo

Flujo gelatinoso transparente en el embarazo

flujo gelatinoso claro

El flujo vaginal es un líquido o moco que mantiene la vagina limpia y húmeda y evita las infecciones. Se vuelve más abundante durante el embarazo, especialmente hacia el final, ya que ayuda a impedir que las bacterias suban al útero desde la vagina (NHS Choices, 2018a). También es probable que tengas más flujo cuando estás embarazada porque fluye más sangre a la zona.

El flujo debe ser claro o blanco lechoso. Este flujo vaginal adicional en el embarazo no es nada de lo que preocuparse (NHS Choices 2018a). Para obtener más información sobre el sangrado o el manchado en el embarazo, consulta aquí.

Habla con tu médico de cabecera o matrona si tu flujo tiene un olor desagradable, sientes picor o dolor, o tienes dolor al orinar (NHS Choices, 2018b). Si tu flujo cambia, por ejemplo, de olor, color o textura, podría ser un signo de infección (NHS Choices, 2018a).

Un hongo llamado cándida, que normalmente es inofensivo, causa la candidiasis. Tiende a crecer en condiciones cálidas y húmedas. La candidiasis se desarrolla si el equilibrio normal de las bacterias en la vagina cambia, lo que ocurre en el embarazo (NHS Choices, 2017).

flujo gelatinoso claro signo de embarazo

El flujo vaginal es el líquido que liberan el cuello del útero y las células vaginales. Se trata de un proceso natural que forma parte del sistema de defensa del cuerpo femenino. Elimina las bacterias y las células muertas de la piel de la vagina, al tiempo que ayuda a mantener el equilibrio del pH. Los cambios en el aspecto del flujo pueden ser una indicación de la salud del sistema reproductivo. Un flujo gelatinoso puede ofrecer pistas sobre el ciclo menstrual.

->  Como saber si mi pug esta embarazada

La regulación del flujo vaginal ayuda a garantizar el buen estado del sistema reproductor y de la salud general de la mujer. El flujo es bastante normal y cambia de aspecto, color y consistencia según la fase del ciclo. Si has notado una secreción clara y gelatinosa, debes saber que no es necesariamente una indicación de un problema médico o una infección. Se trata de un proceso normal durante el ciclo menstrual, siempre que no haya picor ni olor desagradable.

La secreción o fluido se compone de crecimiento bacteriano y células muertas. La vagina utiliza el flujo para lubricarse y mantener la piel limpia y húmeda. La consistencia del flujo varía en las diferentes etapas del ciclo menstrual. La mayoría de las veces, el flujo es espeso y pegajoso. Esto ayuda a evitar que los gérmenes entren e infecten el útero. Durante la ventana fértil o la fase ovulatoria, el flujo suele volverse acuoso. Esto ayuda a facilitar el movimiento de los espermatozoides necesarios para fecundar el óvulo.

flujo gelatinoso claro al principio del embarazo

Es posible que notes un aumento del flujo blanco y cremoso al principio del embarazo, debido a los altos niveles de estrógeno. El flujo vaginal blanco (llamado leucorrea) no es motivo de preocupación: Este flujo al principio del embarazo es normal y puede ser de claro a blanco lechoso, fino o espeso, y de olor suave o inodoro. El flujo vaginal de color verde, con olor desagradable, que provoca dolor o picor, o que parece inusual por cualquier otro motivo, puede ser un signo de infección o de otro problema.

->  Es normal que los cachorros tengan la panza inflada

Es perfectamente normal tener un flujo blanco lechoso de olor suave incluso antes del embarazo. (Se denomina leucorrea). Sólo que durante el embarazo es mucho más abundante porque tu cuerpo produce más estrógeno, lo que indica a la vagina que produzca más flujo.

Puede ser difícil saber cuándo los síntomas señalan un problema, e incluso si no tienes síntomas comunes como irritación, picazón o ardor, podrías tener una infección vaginal o de transmisión sexual.

Si tienes molestias o crees que tienes una infección, no intentes tratarte con medicamentos de venta libre o productos de «higiene femenina».  Muchos de estos productos se comercializan para hacerte creer que te pasa algo cuando en realidad no es así.  Y su uso puede agravar una zona ya de por sí sensible. En su lugar, acude a tu médico para que te haga un diagnóstico y te dé el tratamiento adecuado.

flujo gelatinoso y claro durante el uso de anticonceptivos

Es posible que notes un aumento del flujo blanco cremoso al principio del embarazo, debido a los niveles más altos de estrógeno. El flujo vaginal blanco (llamado leucorrea) no es motivo de preocupación: Este flujo al principio del embarazo es normal y puede ser de claro a blanco lechoso, fino o espeso, y de olor suave o inodoro. El flujo vaginal de color verde, con olor desagradable, que provoca dolor o picor, o que parece inusual por cualquier otro motivo, puede ser un signo de infección o de otro problema.

->  Actividades con la silaba m

Es perfectamente normal tener un flujo blanco lechoso de olor suave incluso antes del embarazo. (Se denomina leucorrea). Sólo que durante el embarazo es mucho más abundante porque tu cuerpo produce más estrógeno, lo que indica a la vagina que produzca más flujo.

Puede ser difícil saber cuándo los síntomas señalan un problema, e incluso si no tienes síntomas comunes como irritación, picazón o ardor, podrías tener una infección vaginal o de transmisión sexual.

Si tienes molestias o crees que tienes una infección, no intentes tratarte con medicamentos de venta libre o productos de «higiene femenina».  Muchos de estos productos se comercializan para hacerte creer que te pasa algo cuando en realidad no es así.  Y su uso puede agravar una zona ya de por sí sensible. En su lugar, acude a tu médico para que te haga un diagnóstico y te dé el tratamiento adecuado.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad